viernes, 21 de octubre de 2011

El símbolo Planeta


El Planeta, tan conocido que ni siquiera necesita ya del sustantivo premio, se define por varios momentos: el anuncio del ganador o ganadora, la entrega simbólica del premio (el momento de la entrega del jugoso cheque es otro), las palabras de agradecimiento y la foto de familia, en la que pueden variar el nombre de los invitados pero no los cargos porque siempre, junto al presidente del grupo editorial, José Manuel Lara, y el jurado del premio, se encuentran representantes de las más altas instituciones políticas y sociales del país. Lo que sería un pico de audiencia literario. No en vano es el premio más importante de la industria editorial española: 601.000 euros más 150.250 para el finalista, ediciones de seis cifras de ejemplares y una promoción que llevara a los ganadores por toda España, tienen la culpa.

Gris lituano


En las guerras la población muere por las cosas más absurdas: estás en el sitio equivocado ante la persona equivocada y estás muerto. Y de la misma manera, se salva por azares del destino. Ruta Sepetys pudo nacer porque a su abuelo, un oficial del ejército lituano, un amigo le debía un favor y cuando los soviéticos invadieron el país y sacaban a los ciudadanos de sus casas para conducirlos al terrible exilio siberiano, esa amistad permitió que la familia se salvara pudiendo escapar horas antes de que fueran a por ellos y huyeron, primero, a Polonia y después a Austria. Iniciaban entonces un periplo que finalizaría en Estados Unidos, después de permanecer nueve años en campamentos para refugiados.


martes, 18 de octubre de 2011

Nueva entrada en Con O de ocio

Una versión torpe y anodina la del Capitán Trueno cinematográfico. Crítica de Luis Conde Martín.

Para leer más +