jueves, 28 de octubre de 2010

Juan Luis Arsuaga: “Es necesario enviar un mensaje optimista”

Juan Luis Arsuaga y Antonio Forges presentan el libro “Elemental, queridos humanos. Vida y andanzas del ingenioso planeta tierra”, acompañados de la historiadora Milagros Algaba en una distendida excursión por la naturaleza. El libro, publicado por Temas de Hoy en papel reciclado, cuenta la historia del planeta Tierra incluyendo la presencia del hombre hasta la actualidad, y realiza una reflexión sobre el cuidado del medio ambiente.
Para la presentación, Arsuaga escoge el escenario: El parque natural de Peñalara. Su sitio, su casa. Se desenvuelve como pez en el agua, y aprovecha el encuentro para pasear entusiasmado y enseñar cada uno de los rincones de la montaña. “Una persona solo puede tener una montaña, como una madre. Y para mí, mi sitio es éste”, confiesa.  

Podría, dice, haber elegido un lugar de denuncia para hablar de crisis medioambiental, pero prefiere escoger un sitio “tan bello como éste” para crear ejemplo. Del mismo modo, considera que es necesario enviar un mensaje optimista para conseguir que la gente se conciencie de la importancia de cuidar el medioambiente.
Al texto de Arsuaga y Milagros Algaba lo acompaña el humor de Forges, que ilustra el libro con unos dibujos cargados de crítica pero, sobre todo, muy divertidos. “La letra con humor entra”, afirma Forges, “las cosas más áridas, con humor salen mejor”. Y así, tanto Forges como Arsuaga, hacen de la presentación una escapada, un recreo, un descanso de la vida urbana y una celebración por lo bello que aún queda y que debemos proteger.
Pero, si la biosfera pudiera dedicarnos un dibujo, ¿cómo sería?, la pregunta es para Forges. Él lo ve claro, y en esta ocasión su semblante sí se vuelve muy serio: “Un dibujo tan directo, tan sencillo, que nos quedaríamos alucinados. La biosfera también nos hace “chistes” a su manera, fíjate Haití, con el tsunami. Tiene una forma de hacernos pensar, son sus propios chistes entre comillas, para que nos demos cuenta de lo que estamos haciendo. Según afirma durante el viaje al valle madrileño, la actitud que se toma con respecto a los problemas medioambientales no es la adecuada, y hace especial hincapié en el daño irreversible del litoral español
 
En cualquier caso, tanto Forges como Arsuaga coinciden en la importancia de la esperanza. El paleontólogo conviene que “nadie va a venir desde lo alto a salvar el medioambiente”, sino que habremos de hacerlo desde nuestras casas. Forges, optimista, confía en la prudencia de la gente: “Yo cierro el grifo cada vez que me lavo los dientes. Sé que mucha más gente lo hará también”.
Le dejan al lector un libro sobre la ciencia, muy ilustrativo y apto para todas las edades, que muy probablemente les concienciará sobre la importancia de los pequeños actos del día a día, y que seguro, además, les hará pasar un rato divertido.


Jara Santamaría

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada